domingo, 4 de octubre de 2009

El euro sigue trepando frente al dólar y analistas anticipan su precio para fin de año

La divisa estadounidense sigue debilitándose en el mundo. Los analistas explican las causas y hasta cuando se mantendrá el escenario actual. ¿Es el momento de apostar a la moneda común?

El todopoderoso billete verde atraviesa horas difíciles. El valor de la divisa se encuentra en sus mínimos anuales frente a las principales monedas del mundo y son varios los factores que anticipan que la situación no va a cambiar mucho en los próximos meses.

La significativa caída que viene registrando en el último tiempo deja en claro la inmensa presión a la que está siendo sometido.

Como contrapartida, el euro cotiza cerca de los u$s 1,47, en comparación con los u$s 1,40 de fines de julio.

Su actual valor se ubica, incluso, por encima del máximo registrado en noviembre del año pasado. El siguiente gráfico muestra a las claras el fuerte repunte logrado desde el mes de marzo a la fecha:


Según publicó Alex Frangos, en The Wall Street Journal, “el dólar ha declinado porque las señales de mejoría de la economía mundial han aumentado el apetito de los inversionistas por el riesgo”.

Pero además, los analistas internacionales advierten de un ya conocido fenómeno. Resaltan que, el contexto actual, permite a los inversores tomar deuda, en dólares, a bajo costo, para luego invertir lo obtenido en otros mercados que ofrecen atractivos retornos, incluyendo al viejo continente.

En este sentido, cabe recordar que la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) mantiene la tasa de interés de referencia -que rige al billete verde- en valores cercanos a cero (no así del otro lado del Atlántico).

Analistas consultados por iProfesional.com, como Agustín Cramo, advierten que la disparada de la divisa europea se debe, sobre todo, al denominado “carry trade”, mecanismo por el cual se invierte en monedas que ofrecen un alto interés, a partir del endeudamiento en otras, como el dólar, que están atadas a un bajo costo.

¿Y esta política de tasas bajas por qué ocurre? Por la necesidad del gobierno norteamericano de reactivar su economía –tras el duro golpe sufrido– y por ello, se ve obligado a mantener la política de “dinero barato”, por varios meses, aunque esto le signifique permanecer con un dólar debilitado por cierto tiempo.

Una cuestión de tasas
Para Manuel Solanet, de INFUPA, “el principal factor que incide en la cotización dólar/euro es la política de bajas tasas que lleva a delante la Reserva Federal. Esto le confiere, de por sí, un mayor atractivo a la divisa europea”.

Lo que más va a penalizar al dólar no son los ciclos económicos sino las tasas de interés, por la sensación de que van a continuar siendo bajas”, aseguró Fernando Hernández, de Inversis Banco.

Con el euro por las nubes, la semana pasada todas las miradas estuvieron puestas en las conclusiones de la habitual reunión bimestral de la Reserva Federal.

Una variación en los actuales tipos de interés, estaba totalmente descartada. Pero se esperaban pistas sobre cuáles iban a ser los siguientes pasos del regulador monetario.

Sin embargo, Ben Bernanke fue contundente al asegurar que en su país se mantendrán los niveles actuales por un período extenso y advirtió que las medidas anticrisis tienen fecha de caducidad: finales del primer trimestre de 2010.

“Los mercados están descontando que en los Estados Unidos, la política monetaria va a seguir baja y que en Europa se va a endurecer, lo que va a provocar que el euro suba”, explicó Juan Carlos Martínez, economista del IE Business Scholl.

Por otro lado se espera que los Bancos Centrales de otras latitudes avancen en subir las respectivas tasas de interés que rigen a sus monedas, antes de que lo haga Estados Unidos. Y ésta es una importante "mochila" que pesa sobre el billete verde, obligado a esperar primero que se logre una incipiente recuperación económica en su país.

En definitiva, este diferencial atraería a más inversores a volcarse a otras monedas y a otros mercados.

El dólar está débil pero la prioridad es la recuperación
Sucede que, desde que comenzó la crisis, el Gobierno estadounidense se vio obligado a asistir con 2 billones de dólares al sistema y, tal como descuentan los analistas del mundo, tarde o temprano deberá retirar ese monumental caudal de divisas del mercado. (Ver nota: Los países festejan, pero dejaron al dólar solito para que pague la fiesta)

Y deberá hacerlo, antes de que comiencen a aflorar los primeros brotes inflacionarios.

“El mercado está pendiente de las señales sobre cuándo van a drenar el exceso de liquidez inyectado en los planes de salvataje”, sostuvo Hernández.

Sin embargo, todo indica que esto ocurrirá en el largo plazo.

La economía estadounidense es como un paciente enfermo que está recuperándose de una grave afección. Todas las medicinas están apuntadas a que recobre vitalidad. Encarecer el precio del dinero, subiendo para ello la tasa, fortalecería a su moneda pero afectaría esa recuperación.

En consecuencia, las consultoras indagadas por este medio señalan que, hasta bien entrado el 2010, la FED no va a dar señales de suba. Y la prolongación del escenario actual seguirá hundiendo al billete verde.

Pronóstico reservado
Desde la consultora dirigida por Carlos Melconian, observan que el repunte de la moneda europea frente al dólar se debe más a la impotencia de la segunda que al mérito de la primera.

“Lo que vemos actualmente es más una debilidad de la divisa estadounidense que un fortalecimiento de la moneda comunitaria. Y el principal motivo es el diferencial de tasa que ofrece una y otra”, expresó Facundo Martínez, de esa consultora.

“Hay que considerar que las economías que sostienen al euro no están fuertes”, explicó Solanet. Sin embargo, parte de la ganancia lograda por la moneda común viene dada por la creencia de que la economía europea se recuperará antes que la estadounidense.

¿Cuánto costará el euro a fin de año?
En la actualidad, todas las miradas convergen a una relación, hacia fines de año, rondando los u$s1,5 por cada unidad.

La eventual suba en los tipos de interés en la Eurozona atraerá dinero al viejo continente y servirá como trampolín para su moneda. Es por ello que varios analistas predicen que llegará a ese valor e, incluso, podría superarlo.

Si bien, a primera vista, esta cifra parecería ser levemente superior a su actual cotización, haciendo las cuentas, surge un repunte superior al 10% anual. Una variación nada despreciable, habida cuenta que cualquier rendimiento en dólares, no supera el 3 o 4 por ciento.

Fernando Izzo, director de ABC Mercado de Cambios, sostuvo en diálogo con iProfesional.com, que “hoy se habla de u$s1,5 para fin de año”.

Fausto Spotorno, economista del estudio Orlando Ferreres y Asociados, fue más allá y advirtió que “para fin de año, tranquilamente podría superar esa barrera”.

"La tendencia general para el dólar sigue apuntando a la baja", dijo Marcus Hettinger, estratega cambiario de Credit Suisse en Zurich, anticipando para el euro una cotización similar a la ya mencionada.

En la práctica, esta proyección también la convalida el mercado, tal cual surge de las cotizaciones a futuro de la moneda europea en el Rofex de Rosario.

Mayor demanda de ahorristas
La “chatura” que ofrece el dólar en este último tiempo, indujo a los ahorristas a buscar alternativas más allá del billete verde.

Desde la casa de cambios Giovinazzo, una de las que reúne el mayor volumen de operaciones del mercado, informaron a iProfesional.com que "se nota que hay mayores consultas y vemos que la demanda de euros viene creciendo por parte de los particulares”.

”Notamos que la gente está buscado diversificarse y despegarse un poco del ahorro por medio del dólar", señaló un directivo de la entidad.

En tanto, Juan Diedrich, de la firma Capital Market, aseguró que “desde hace 3 o 4 semanas aproximadamente, se está notando la debilidad del dólar y esto hace que la gente mire con otros ojos al euro”.

"Esto se debe a que los inversores advierten que, tras la fuerte emisión realizada en los Estados Unidos en el salvataje, aumentaron los riesgos de inflación y esto atenta contra la moneda. Lo cierto es que la gente busca diversificarse más y va perdiendo el miedo, de a poco, en buscar una divisa alternativa ", señaló.

Cabe recordar que, hasta que se desatara la crisis financiera global, la moneda común llegó a concentrar un 30% del total de operaciones efectuadas con minoristas.

Luego, con los conflictos internos y el derrumbe global, los demandantes de euros desaparecieron y se registró un pase masivo al verde billete.

Ahora bien, el euro es una moneda que, de adquirirla, debe ser para mantenerla a mediano o largo plazo.

En este sentido, Carlos Risso, de Notibancos.com, expresó que " la amplia brecha que existe entre la compra y la venta implica que, para obtener alguna rentabilidad, el ahorrista debe conservarla por un buen tiempo”.

Perspectivas
"Es difícil ser optimista respecto al dólar", señala Adam Boyton, un estratega de divisas para Deutsche Bank, en Nueva York.

Existen diversos factores que inyectan pesimismo a corto plazo: los líderes de las 20 mayores economías del mundo esbozaron un plan apuntado a estimular a los Estados Unidos a ahorrar más y a mostrar una mayor disciplina fiscal.

A la vez exhorta a China a cambiar la orientación de su economía, desde las exportaciones al consumo interno.

Si el plan cobra fuerza, los inversores anticipan que el dólar estará bajo una mayor presión, a medida que el gigante asiático y otros países de esa región traten de apreciar sus monedas.

Mientras, es improbable que los EE.UU. oponga mucha resistencia al debilitamiento de su divisa: en el fondo un dólar bajo aumenta su competitividad, un factor clave para mejorar su balanza exterior.

En este sentido, cabe destacar que la situación de las cuentas públicas de la economía estadounidense tampoco ayudan mucho a su recuperación. “Con un déficit previsiblemente superior al 12% el atractivo del dólar se ve seriamente afectado”, explicó el analista Pablo Guijarro.

Sin embargo, aquellos que firman el deceso del dólar se enfrentan a una paradoja: si la moneda estadounidense se va a pique, difícilmente lo haga sola. Cabe recordar que, cuando el año pasado se desató el pánico en todo el mundo, los inversores finalmente terminaron recurriendo a ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada